¿Qué es la dispraxia del desarrollo?

              Es una disfunción cerebral que dificulta la organización de las sensaciones táctiles y en ocasiones también de las sensaciones vestibulares y propioceptivas e interfiere con la habilidad para la planeación motora. Las palabras del desarrollo indican que el problema empieza tempranamente en la vida del niño y que afecta su desarrollo a medida que éste crece.
              No podemos ver la integración sensorial insuficiente, pero si podemos ver la coordinación motora insuficiente. Por tanto la dispraxia  parece ser un problema motor, así como otros tipos de desórdenes de integración sensorial parecen ser problemas del aprendizaje académico. No podemos ver el problema en sí, únicamente podemos ver sus manifestaciones físicas. Al tratar de ayudar a estos niños, es importante recordar que el problema está dentro del niño, en la manera en que su cerebro procesa las sensaciones.

Manifestaciones de la dispraxia del desarrollo

El niño dispráxico cuenta con una planeación motora insuficiente, por lo que frecuentemente realiza  demasiada planeación motora en cada tarea. Cuando trata de aprender un juego o un deporte, lo tiene que planear a nivel motor una y otra vez porque “no se le pega”. Quiere aprender y lo intenta con ahínco, pero si representación corporal no le dice como aprender.
           Cuando la mayoría de los niños se encuentran frente a un juguete que requiere manipulación, saben inmediatamente que hacer con él. Si se trata de un barril, se meten dentro y ruedan, si es un pasamanos se trepan en él, si es un juego de bloques, construyen una torre. A veces no es lo que el fabricante de juguetes esperaba que el niño hiciera, pero el niño conoce su propio sistema nervioso y sabe como divertirse.
              Por otra parte, el niño dispráxico tiene menos sentido del cuerpo y de lo que este puede hacer. No se da cuenta de las oportunidades para divertirse; quizás se meta en el barril, pero no se le ocurra rodarlo; o quizás simplemente piense que el barril es un tacho de basura y lo ignore. Así, en vez de manipular los juguetes y crear oportunidades de diversión simplemente los empuja o los acomoda en filas. Los barriles, los pasamanos y otros juguetes grandes tampoco tienen significado para él porque su representación corporal está insuficientemente desarrollada.
            Un niño dispráxico inteligente puede ver como otros niños juegan con un juguete y puede entender lo que hacen, pero aún es incapaz de planear como jugar con ese mismo juguete. Impulsado por la necesidad de jugar con él, el niño lo empuja o lo jala demasiado fuerte y frecuentemente termina rompiéndolo. Su torpeza lo hace desordenado y propenso a los accidentes; en ocasiones en el esfuerzo de manejar su frustración  y los sentimientos de inferioridad, los destruye intencionalmente.
              El niño con una representación corporal  insuficientemente desarrollada tendrá dificultades para vestirse y para usar botones y cremalleras. ¿Cómo va a ponerse la ropa, si ni siquiera sabe cómo está diseñado su cuerpo? Atarse los cordones de los zapatos resulta especialmente difícil.
              Dado que las herramientas son extensiones del propio cuerpo, se requiere una representación corporal precisa y clara para usarlas. Los crayones, marcadores y lápices son las herramientas más comunes y una queja muy común de los maestros es que el niño tiene dificultad para aprender a escribir. Desafortunadamente la queja casi siempre es así:”es tan desordenado, debe aprender a ser más ordenado”. Pero el niño n o puede aprender a ser más ordenado si antes no integra las sensaciones del cuerpo.
              La facilidad con la que un niño se sienta y camina con frecuencia confunde a los padres. Recuerdan que su hijo se sentó a la misma edad que otros bebes, que también aprendió a caminar a la edad de otros niños y ahora camina hacia una silla y se sienta en ella sin ningún problema, por tanto esperan que se vista y se ate los cordones de los zapatos tan bien como cualquier otro niño. Pero caminar y sentarse están basado en una programación central y no es ahí donde reside el problema del niño. Los padres que no entienden que el problema práxico es otra cosa, a menudo dicen “podría hacerlo si en verdad quisiera o si se esforzara lo suficiente”, y no se dan cuenta del esfuerzo que implica hacerlo.
               Los padres llegan a confundirse al ver que su hijo aprende habilidades postizas específicas. Si el niño dispráxico es brillante, puede aprender una tarea específica como abotonarse la ropa a fuerza de practicar durante mucho tiempo, hasta que su cerebro logra  formar ese mensaje motor específico. Pero sigue careciendo de la habilidad generalizada para la planificación motora, por lo que otras tareas le siguen resultando igual de díficiles. Es bueno tener habilidades postizas, pero estas no ayudan al cerebro a aprender más.
                En una ocasión un niño comentó: “no puedo hacer y pensar al mismo tiempo; primero tengo que pensar y luego hacer”. El tener que pensar durante cada movimiento nuevo que realizamos, nos consume muchísima energía. Sin la habilidad espontánea de planear que resulta de una buena integración sensorial se requiere un tremendo esfuerzo mental para entender como son las cosas. Para el niño dispráxico, simplemente no vale la pena gastar toda su energía para hacer algo que todos los demás hacen tan fácilmente.


Nota: El artículo fue extraído de "La integración Sensorial y el niño" de Jean Ayres

14 comentarios:

  1. Quiero felicitarlos por este blog,tengo un niño de 12 años con displegia espastica leve,pase mucho tiempo notando varias dificultades que tenia en el colegio,pero lamentablemente ahora que esta en el secundario y con la ayuda de un profecional le han encontrado dispraxia,lamentablemente siempre me dijeron que era capaz de muchas cosas y yo en mi ignorancia lo llenaba de obligaciones pensando en que era capaz...

    ResponderEliminar
  2. muy sencillo y completo, esta facil de entender y da muchos ejemplo que a veces a nosotros nos confunde y nos da a interpretar conductas errones en los niños, y este articulo logra aclararlas.

    ResponderEliminar
  3. gracias por este articulo cada dia me ayundan como ir aprendediendo para ayudar ami hijo se me hace dificil pero no imposible se que con los esfuerzo de uno como padre los podemos ayudar y aprender de este articulo k nos brindan de mucha ayuda no forcemos anuestros hijos hay k tratar de entenderlos y ayudarlos

    ResponderEliminar
  4. gracias, tengo un hijo de 7 años con dispraxia y en el colegio se lo sufrió todo el año tratando de escribir bien, ademas es bueno saber que hay mas madres como yo, con los mismos problemas y necesidades.

    ResponderEliminar
  5. Muy clarificador el articulo. Tengo 2 hijos con dispraxia y lo mas frustrante es el desconocimiento y la incomprensión del tema por parte de sus maestros.

    ResponderEliminar
  6. Hola tengo una niña de 4 años y medio que llevamos un año y medio con logopedas otorrinos neurologos y al final nos han detectado dispraxia ella es autónoma pero apenas pronuncia consonantes
    ahora con cuatro años y medio esta feliz por que ha aprendido a decir MANO Y Mono Al guien me puede ayudar???GRacias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mas importante es que este feliz. Estoy pasando por lo mismo que vos y tu hija y lo unico que realmente uno desea es eso... QUE SEAN FELICES. Yo pase por mucha ndiferencia y falta de comprension, todo el mundo me decia que espere, que ya se iba a "soltar" quea mi hija no le pasaba nada y que bajara un poco la ansiedad. Hasta su propio padre muchas veces minimizo la complejidad del caso. Con casi un año ya de terapia y fonoaudiologia estamos logrando los avances, pero a este diagnostico, a la dispraxia no se llego todavia. Fui yo quien investigando y sin conformarme llegue a esta conclusion. Siempre senti que a mi hija nadie la comprendia como yo. Que nadie veia la magnitud y la gravedad del asunto como yo. Pero tambien se que nadie ve el potencial que mi hija tiene, ya que nadie la conoce y la ama tanto como yo. Es por eso que cada palabra nueva de ella y cada logro esta acompañado de una felicidad incalculable. La amo y nunca voy bajar los brazos. Tal vez esto nos une mas.

      Eliminar
  7. Es posible que la Dispraxia se manifieste a una edad tardía ?

    ResponderEliminar
  8. Podrían orientarme con la especialidad de los terapeutas para la dispraxia? O desintegración sensorial? Vivo en México. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola yo soy mamá de Omar y tiene dispraxia fue muy dificil llegar al dx porque lo tacharon de torpe, disgrafico y dislexico yo vivo en Guadalajara y lo llevo a kaadi con resultados muy buenos¡ animo ¡

      Eliminar
  9. Cuando he leido los síntomas de la dispraxia me he sentido totalmente identificado, aunque mi caso debe ser leve (es solo autodiagnóstico). De niño siempre fui el último en aprender, era bastante torpe manualmente sobre todo cuando tenía que pensar en lo que debía hacer. Siempre me tuvieron como un niño muy listo pero muy torpe y despistado, algo que muchas veces no entendía. Sé que no gateaba de normal, sino que me arrastraba, aprendí a andar 2 o 3 meses más tarde de lo normal, exactamente lo mismo que al hablar. Recuerdo la frustación al escribir y leer pues siempre aprendía más tarde, aunque sorprendetemente luego al tiempo era mejor que muchos de ellos. Aprender a atarme los cordones de los zapatos me fue increiblemente difícil y tardé mucho pues al ver que no aprendía lo dejé por imposible.En todos los deportes en equipo un negado, la pelota se me enredaba en los pies, me caía mucho, y todos eran más fuertes que yo. Todo se le achacó a que necesitaba gafas y ya está (y yo también hasta ahora) pero es que era igual de torpe con o sin gafas. De niño estás cosas te lo hacen pasar muy mal, siempre intenté pasar desaprecibido pero mi torpeza me delataba y era en cada curso el hazmereir de la clase. Esto te baja más que ninguna otra cosa el autoestima. Pero intelectualmente nunca he tenido problemas, aprendía rápido si se trataba de estudiar matemáticas, historia, química, etc... pero en manualidades, gimnasia o baile siempre el peor. Siempre fui algo solitario, pero no tuve problemas para hacer amigos; pero lo de las chicas ya fue otro cantar, negado absolutamente. Ahora soy ingeniero y tengo novia, pero la niñez y adolescencia ha sido todo un sufrir constante. A los padres de niños dispraxicos, decidles lo que padecen pues creo que es la manera más adecuada para que no se encuentren raros. Y ánimo a todos los dispráxicos uno nuevo que no lo sabía se ha unido al club. ¡El hombre es el animal que tropieza dos veces en la misma piedra!. Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Hola, tengo 41 años y ayer después de unas cuantas pruebas y una charla de tres hora, me dijeron que soy dispraxica, una palabra absolutamente nueva para mi, fui para que me confirmaran que soy dislexica y me llevé la sorpresa que tb tengo lo otro. Es una buena noticia porque siempre me sentí rara, muy torpe, golpeándome con todo y cosas minimas me causaban angustia, ahora sé que no es por falta de atención sino por algo mas profundo, lo triste es que en mi infancia me llamaban tonta, vaga o perezosa, porque no entendían que al final me daba por bencida por no poder hacer las cosas de manera natural..Gracias por este artículo y hacernos sentir que no somos raros, sino en casos como el mio, incomprendidos por la ignorancia.

    ResponderEliminar
  11. Hola, tengo un hijo de 12 años con todas estas características, toda la primaria se la paso con problemas de escritura, ha sido torpe, aunque por otro lado es muy brillante en matemáticas, historia, geografía; ahora que entro a secundaria, han detectado el problema de la letra y lo mandaron a una valoración en educación especial y me dijeron que es una disgrafía leve, sin ninguna afectación en otra área del aprendizaje, por lo que no califica como caso de educación especial. Este artículo me vino como anillo al dedo pero quisiera saber donde hacen este tipo de diagnosticos, porque desafortunadamente si no se comprueba que hay un problema, las exigencias le van a seguir provocando frustración.

    ResponderEliminar
  12. Hola, los preofesionales que trabajan este tipo de dificultades son los terapeutas ocupacionales, mucho mejor si se han formado en procesos de integración sensorial y otra terapia que puede ayudar mucho es el método tomatis. Suerte y mucha fuerza para el camino!

    ResponderEliminar